Andorra es uno de los países más atractivos a nivel internacional cuando se trata de invertir y residir.
Su atrayente fiscalidad, su alta calidad de vida y su privilegiada situación geográfica, son motivos suficientes para apostar por el Principado

Andorra es uno de los países más atractivos a nivel internacional cuando se trata de invertir y residir.
Su atrayente fiscalidad, su alta calidad de vida y su privilegiada situación geográfica, son motivos suficientes para apostar por el Principado

En 2011, el Gobierno de Andorra diseñó una estrategia para transformar el modelo económico y favorecer su diversificación y apertura económica. Sin embargo, se requería un marco fiscal homologable a los estándares internacionales en términos de transparencia, cooperación en materia fiscal y lucha contra el blanqueo de capitales. Para acercarse a esta transformación del modelo económico, Andorra ya ha firmado 7 Convenios para evitar la Doble Imposición Internacional, concretamente con Francia, España, Luxemburgo, Portugal, Emiratos Árabes Unidos, Malta y Liechtenstein.

Cumpliendo con su compromiso por la cooperación internacional y la transparencia fiscal, y tras ser eliminada de la lista de paraísos fiscales en el año 2011, Andorra ha firmado un acuerdo automático de intercambio de información con la Comunidad Europea. Dicho acuerdo surtirá efectos a partir del ejercicio 2018 y tiene la finalidad de dar una mayor transparencia y seguridad al contribuyente.

Actualmente este sistema renovado está atrayendo empresas y holdings internacionales que buscan instalarse en el Principado, así como a un nuevo perfil de visitantes y turistas de mayor poder adquisitivo, atraídos por obtener una residencia pasiva y/o fiscal.

Si eres persona jurídica…

Andorra ha contado con muchos cambios con respecto a la constitución de sociedades y la estructura de su capital. La apertura es ágil y tiene un coste reducido. Se necesita una previa autorización del Gobierno y un capital mínimo que varía con el tipo de sociedad, siendo 3.000 euros para una sociedad limitada y 60.000 euros para una sociedad anónima.

Las ventajas de crear una empresa en Andorra la convierten en uno de los lugares más atractivos de Europa y de todo el mundo a la hora de emprender o establecer tu negocio:

  • Tipo del 10% en el Impuestos de Sociedades (25% en España)
  • Tipo general del Impuesto al Valor Añadido del 4.5%, el más bajo de Europa (21% en España y 21.48% de media Europea)
  • Las Tasas anuales correspondientes a pagos a la municipalidad, a la cámara de comercio y gubernamentales para mantener su empresa no suelen superan los 800 euros para empresas ordinarias
  • Las cotizaciones sociales para las empresas están alrededor del 15.5% (32% en España)

Andorra está inmersa en el desarrollo y negociación de una amplia red de convenios para evitar la doble tributación, pieza clave para oficializar las relaciones empresariales entre los países involucrados. Con la aplicación de dichos convenios las empresas se beneficiarán de la supresión de cargas fiscales en forma de retenciones debido a que o bien no tributarán en Andorra, o bien podrán aplicar mecanismos más rápidos para eliminar la doble imposición soportada. El resultado es una minoración de los costes fiscales y una mejora de su rentabilidad, lo que lógicamente conlleva a una mejora de su competitividad.

Si eres persona física…

Existen dos tipos de residencia en el Principado de Andorra, la pasiva y la activa. En términos generales, la residencia pasiva está destinada a personas físicas no andorranas y que establecen su residencia principal y a todos los efectos en Andorra durante al menos, 90 días por año natural. Además se conceden por un período de 1 año y se renuevan a fecha de vencimiento por los siguientes períodos: 3 años + 3 años + 10 años.
En el caso de tener nacionalidad española, portuguesa o francesa la legislación es específica y básicamente se diferencia en que los dos períodos de renovación consecutivos a la primera autorización son cada 2 años en vez de cada 3.

Respecto la residencia con trabajo (activa) está destinada a toda persona extranjera que trabaje en Andorra, a estos efectos, la empresa en Andorra que contrate a un extranjero deberá tramitar el permiso de residencia ante el Ministerio del Interior y tendrá un mínimo de 183 días para obtenerla.

El impuesto sobre la Renda de las Personas Físicas tiene un tipo de gravamen general del 10%, con exención de los primeros 24.000 euros para rentas del trabajo y de 3.000 euros para las rentas mobiliarias que tienen un tipo impositivo del 5%.
Los dividendos recibidos de sociedades andorranas están totalmente exentos de tributar. No existe la imposición sobre las donaciones y sucesiones. Además no existe la imposición sobre el Patrimonio y sobre las Donaciones y Sucesiones.

Ha llegado el momento…

Después de unos años de adaptación al nuevo sistema fiscal, puede ser buen momento para planificar y organizar el posible traslado al pequeño país de los Pirineos.

Para asegurar que el traslado sea exitoso se debe analizar detalladamente la situación empresarial y personal para poder obtener todos los beneficios fiscales sin incurrir en contingencia alguna. Es imprescindible el estudio de la actividad empresarial, la situación patrimonial, los países con los cuales se opera, que tipo de rendimientos se obtienen, en definitiva, un análisis exhaustivo económico-fiscal de la persona tanto jurídica como personal.

Existen numerosas ventajas que actúan como incentivo para deslocalizar tu sede al Principado. Desde XTERNA podemos ayudarte. Planificamos y organizamos tu traslado a Andorra de forma correcta y ordenada para asegurar el mayor éxito.

Para cualquier consulta o asistencia que puedas necesitar no dudes en contactar con nuestro departamento de fiscalidad a través del mail web@xterna.es o llamando al 934454647.


Escrito por: Ricard Barbosa.- Área Contable y Fiscal. Encuentre su Linkedin aquí.