¿Qué es el modelo 145 – retenciones de IRPF)

El modelo 145 es un formulario de la Agencia Tributaria relacionado con el IRPF. Con este modelo, el contribuyente comunica al pagador (habitualmente su empresa) su situación personal y familiar, que será el determinante en el porcentaje de retención a aplicar en la nómina del trabajador.

Estas retenciones son el porcentaje de tu salario que cada mes adelantas a Hacienda en previsión de lo que después tendrás que pagar de IRPF en la renta. Una vez hecha la declaración de la renta, la Agencia Tributaria compara el resultado que presentas con las retenciones que ya has abonado. Si te han retenido más de la cuenta, se te devolverá la diferencia y en caso de haber retenido menos, serás tú quien debas pagarles.

Cómo descargar y rellenar el modelo 145 de retenciones de IRPF

Habitualmente es tu empresa la que te facilita el modelo 145 a finales de año o durante el proceso de contratación.

Pero en caso que no te lo hayan facilitado y necesites rellenarlo, puedes descargar el modelo 145 de retenciones de IRPF haciendo click a este enlace.

Este modelo consta de siete apartados. Son los siguientes:

  • Datos personales y situación familiar. Aquí debes incluir tu nombre, apellidos, DNI y tu situación personal, como por ejemplo si tienes algún tipo de discapacidad, si puedes aplicar una deducción por movilidad. Y es que ambos elementos sirven para pagar menos en el IRPF y la empresa los usará para ajustar tus retenciones en el modelo 145. Aquí también debes indicar tu situación familiar:
    • Situación 1. Personas solteras, viudas, divorciadas o separadas con hijos menores de 18 años o mayores discapacitados sujetos a patria potestad.
    • Situación 2. Personas casadas cuyo cónyuge obtenga rentas superiores a 1500 €. También se incluyen las personas con hijos.
    • Situación 3. Todos los contribuyentes que no caigan en las otras dos situaciones.
  • Hijos y descendientes. Si tienes hijos menores de 25 años que no tengan ingresos superiores a 8000 € o mayores de 25 años con discapacidad, debes ponerlos aquí. Así la empresa sabrá cuál es tu mínimo familiar y personal en la renta para adaptar las retenciones en tu nómina.
  • Ascendientes mayores de 65 años o menores de esa edad con algún tipo de discapacidad, siempre que estos convivan contigo. Como en el caso anterior, este dato alterará el mínimo personal y familiar, lo que afectará al resultado de la renta y, por lo tanto, a las retenciones que deben practicarte.
  • Pensiones compensatorias. En caso de pagar una pensión compensatoria a favor del cónyuge o anualidades por alimentos en favor de los hijos, debes reflejarlas, pero solo si son fruto de una decisión judicial. Si es un acuerdo verbal entre las partes, esas pensiones no computan en la renta.
  • Pagos por la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual que den derecho a deducir en el IRPF. Esto solo aplica a las adquiridas o reformadas antes de 2013.

Una vez rellenes esos datos, bastará con incluir la fecha y firmar el documento para después entregárselo a tu empresa.